El viaje a pesar del húmedo calor muy bien, como en otras ocasiones, nos encantó Tokio. Disfrutamos visitando los lugares que ya conocíamos de una manera más tranquila y los que no habíamos visto. Nos encantó Kawagoe. Tiene un encanto especial y se come muy bien; un sitio que realmente merece la pena visitar, poco turístico y perfecto para recrear otra época.
El hotel impresionante, lo mejor la situación, muy bien comunicado; pero seguimos enamoradas del Shiba Park, jeje.
Sobre el avión mucho retraso tanto en la ida como en la vuelta y mucha desorganización, ya que en el vuelo Madrid- Dubai y Dubai -Madrid no había ni una azafata que hablara español.
Con todo nos encantó y esperamos volver pero, si nuestro trabajo nos lo permite, en primavera y pasar unos días en Kioto.
Muchas gracias por todo

Visitando: Sólo Tokyo

 

Kawagoe Veronica A

Kawagoe Veronica A