Japón un viaje único, increíble: las grandes ciudades, la naturaleza, los templos, la gente…

Los alojamientos todos muy bien, difícil quedarte sólo con uno porque todos tenían su encanto: las vistas de la habitación de Osaka, los futones del Ryokan, los desayunos y jardines en Tokyo

La experiencia de los onsen muy chula, ¡nos sentimos como Shin Chan!

Los guías encantadores, en especial Atsuki: a nivel personal y profesional un 10.

Los días sin guía nos apañamos bastante bien gracias a vuestras indicaciones, a los guías y a la gente.

Hemos venido encantados, un viaje que ya estamos recomendando. Eso sí, para hacer una vez en la vida: las horas de vuelo, el jet lag, allí sin parar… pero sin duda ha merecido la pena.

¡Muchas gracias por todo! ¡Buen verano! Esperamos veros a la vuelta.

Un beso,
Susana/Alberto

Visitando: Ruta Medieval.