¡Un viaje maravilloso!
Aprendimos muchísimo, demasiado diferente a lo que estamos acostumbrados. Otra cultura, otra gente y otro sistema de vida. Personalmente, hizo que los admirase muchísimo más.

Hacía calor pero como vivimos en el trópico, ya estamos más que acostumbrados.
Los ryokan, una experiencia que no olvidaremos. De verdad te sientes dentro de su cultura. La gente muy respetuosa, es muy amable y siempre dispuesta a ayudar.
En especial quiero recalcar la limpieza que Japón tiene, ¡¡es impresionante!! Nunca había visto una ciudad tan limpia y no sólo en el centro sino en sus alrededores también. Muchas gracias por el servicio que siempre fue de primera, ¡¡¡seguro los recomendaremos con amigos que quieran ir!!!

Visitando: Takayama, Miyajima, Osaka y Mt. Koya.

Okunoin Fukuchi